La ciencia del vapor

Debido a que los elementos primitivos de propulsión que el hombre usó para mover sus embarcaciones, exigían mucho esfuerzo, y también la vela dependía del viento, propiciaba que en ocasiones no llegaran con bien a sus destinos.

Por esto el hombre comenzó a investigar durante un largo tiempo, para tratar de encontrar un sistema mecánico o de propulsión de navíos, para reemplazar el que ya se usaba.

images

Esto se logró al diseñar los sistemas de vapor, que a su vez cambiaron el diseño de los barcos, trayendo una modificación en el comportamiento de la humanidad.

Se intentaron varias cosas, pero una que sobresalió fue la del francés Denis Papin que creó, en 1698, el émbolo de vapor, que los ingleses Watt y Boulton emplearon para construir una máquina, que posteriormente se usó en la navegación.

En el año de 1783, el francés D´Abbans construyó el primer barco de vapor, que consiguió remontar la corriente de un río, el Saona, aunque en una distancia corta. Dos escoceses, Miller y Symington, en 1789 diseñaron un barco de vapor que alcanzó la velocidad de 7 nudos. En Estados Unidos, en 1807, Fulton, recogiendo todas las experiencias anteriores, puso en servicio el Clermont, considerado como el primer barco de vapor completo.

En Inglaterra la construcción de buques de vapor se desarrolló con gran rapidez a partir de 1818, y el barco Rob Roy hizo la travesía entre Greenok y Belfast, en Irlanda del Norte, que se puede considerar como la primera ruta marina cubierta con regularidad por los barcos de vapor.

El equipo de vapor para los barcos se fue perfeccionando, y se introdujeron progresivamente otro tipo de calderas, como las tubulares, parecidas a las que utilizan las locomotoras. Al mismo tiempo, las compañías navieras empezaron a construir los primeros vapores de carga, para poder transportar grandes cantidades de carbón, aumentando considerablemente su valor, por la utilización de este importante medio de transporte.

En la actualidad todavía se siguen empleando todos los sistemas de navegación, más o menos perfeccionados: el remo, la vela, las ruedas de paletas, etcétera, sin embargo, el barco de vapor inició el desarrollo de los sistemas propulsores y permitió la navegación trasatlántica.

1908_Ciudad_de_Cleveland

@10DedosdeFrente

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s