Ya casi somos inmortales

Todos recordamos aquel texto de José Saramago, donde con su elocuente pluma resalta la frase «Y al día siguiente no murió nadie», la cual inicia uno de los clásicos de la literatura “Las intermitencias de la muerte”. Ahí el escritor narra que un 1 de enero los humanos dejaron de morir. Ahora este momento de…