Algún día seremos tan veloces como la luz

el

¿Recuerdas cuántas veces hemos dicho te veo en un rato? Pues ciertamente ese periodo de tiempo resulta ser relativamente corto, al menos de unos cuantos minutos, para trasladarnos de un lugar a otro.

Partiendo de que la luz viaja a una velocidad de 299.792,458 kilómetros por segundo, en 1994 el físico teórico mexicano Miguel Alcubierre propuso viajar en una nave espacial impulsada por algo llamado ‘impulsión Alcubierre’, que requería de mucha energía negativa para lograr su objetivo.

Sin embargo, un grupo de físicos estadunidenses de investigación independiente, Applied Physics, con sede en Nueva York, han dedicado su tiempo ha estudiar de qué manera se pueden reducir nuestros encuentros muy similares a la velocidad de la luz, partiendo de la teoría del mexicano.

Lo que ellos plantean, incluso para viajar a otros planetas, es reducir el tamaño de un objeto tan grande como un cuerpo celeste, y que sea lo suficientemente adaptable para manejarlo en una nave espacial y así modular la gravedad. 

Esto se logra con un impulsor de curvatura, que al doblarse cambia la forma del espacio-tiempo provocando lo que le llaman un viaje interestelar, tan veloz como como lo hace la luz. 

Un futuro que apenas se cocina no estaría lejos de ser una realidad, a lo que entonces diríamos… “ahora vengo voy a dar una vuelta al cielo”.

Fuente: Luz 

@10DedosDeFrente 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s